lunes, 9 de febrero de 2009

Enlace

EL CURIOSO CASO DE LA HABITACIÓN 1408

Aclaración: Se suponía que este fin de semana iba a ver "El curioso caso de Bejamin Button" (iba a decir la última de David Fincher, pero ya sabéis que NUNCA digo esas cosas, jeje...). También se suponía que iba a escribir sobre ella, me gustase o no. Bueno, pues al final el plan se torció y tendré que esperar a la semana que viene. Pero como ya teníamos la idea de no pasar la tarde del domingo en plan autistas, y además ya había hecho recorrerse a mi colega Luis 15 km. hasta mi casa, al final decidimos que alguna peli había que ver. La elegida fue "La habitación 1408", que me la acababa de b..., que la había adquirido la noche anterior. MC y yo ya la habíamos visto en su día en el cine, pero como no comenté nada al respecto, aprovecho para hacerlo ahora. Así pues...


Imaginad el póster con la música del "Dramatic Chipmunk"


Protagonizada casi totalmente por el siempre correcto y adorable John Cusack y -un poco- por el hombre de las 13 películas al año (Samuel Ele), "La habitación 1408" es una nueva adaptación al cine de un relato de Stephen King. A ver. Una de las razones por las que quería ver y escribir sobre la peli de Fincher era para demostrar al mundo y a mí mismo que no solo veo y escribo sobre pelis "que son adaptaciones al cine de relatos de Stephen King". Sin embargo, parece que arrastro algún tipo de maldición. y es muy probable que el domingo que viene me entere de que F. Scott Fitzgerald era algún tipo de preencarnación del señor King. Ya lo veremos.

De momento, tenemos a Cusack en el papel de Michael Enslin, un escritor especializado en fenómenos paranormales, un perdedor del mundo editorial... un Iker de motel de carretera. El tío disfruta buscando fantasmas y fenómenos rarencos, pero no ha visto nada paranormal en su puta vida, lo que le lleva a tener un punto de vista un tanto cínico sobre su propia especialidad (y tabién sobre todos los mamones que se tragan sus historias). La gente le manda folletos de hoteles encantados y buhardillas malditas, todas enigmáticas pero nunca realmente sobrenaturales, hasta que le llega una advertencia en forma de postal del hotel Dolphin de NY: "No entre en la 1408". De modo que se pira a Nueva York y tras el tira y afloja con Samuel Ele (director/gerente del hotel), que se niega a dárle la habitación de marras, el tipo termina entrando. Y a partir de ahí, pues lo que imagináis, liada gorda.




Bueno, el resto de la peli ya podéis imaginar como es. Enslin entra totalmente incrédulo y poco a poco va notando que algo hay ahí que se le escapa de las manos. Una hora después, simplemente lucha por sobrevivir.

Sin embargo, "La habitación 1408" no es una peli de fantasmas. Sabes que todo gira en torno a una habitación, en la que han pasado cosas muy chungas, pero nunca llegas a saber qué es lo que ocurre exactamente en ella. Samuel L. lo define perfectamente en su momento "Sam Ele total", cuando resume en una frase lo que Enslin necesita oir (en principio para persuadirle, en la realidad para convencerle): "¡Es una habitación demoníaca!". (El Luis y yo nos partimos el culo ayer con eso, no por chistoso o por cutre, sino porque es la polla escuchar al doblador de Samuel disfrutando realmente la palabra. DEMONÍACA. Waaaaaaaaa). No es la peli donde terminas encontrando la explicación de porqué es el fantasma tal y porqué te la está liando. No hay nada tipo "Ah, si. Todo viene de que aquí mataron a la niña tal". Es más como ....demoníaco :). En plan movida chunga porque sí. A mí me encanta eso.

Respecto a la calidad de la peli en sí, pues mira, no es el peliculón del siglo pero se deja ver tranquilamente. Y está realmente mejor que la mayoría de pelis de terror chusquísimas que suelen poblar la cartelera. De entrada, Cusack no suele meterse casi nunca en embolaos demasiado chungos, y su presencia suele ser un aliciente positivo para cualquier film (aunque recordemos que por ahí esta ese peaso "CON AIR", piedra angular de la programación de Tele 5, junto con "La Roca"). No se puede decir lo mismo de Samuel, que se mete en TODO lo que le ofrecen. De cualquier modo, ambos están correctos en sus papeles, Sam como enigmático gerente y John como escritor capullo (de hecho llega a veces a caer gordo).





Sobre la ambientación y tal, bueno, teniendo en cuenta que la mayor parte de la peli transcurre allí, tendríamos a la habitación en sí, a tratar como escenario/ambiente, y como personaje aparte. Sin recurrir demasiado al susto fácil con subida de volumen repentina o aparición chunga en el espejo (que lo hay también), la habitación va creando una atmósfera cada vez más chunga, con estraños fenómenos físicos y psíquicos destinados a proporcionar al inquilino las dos vías de escape posibles del más puro estilo Lovecraft: Muerte o locura, tú eliges. De la banda sonora no puedo hablar porque ni me enteré. Supongo que será la justa para crear ambientillo y algún que otro sustico.

Y poco más. Recomendable si os gustan las pelis de miedo en general, o si os gusta Stephen King en particular. Nos vemos.

3 comentarios:

no more myspaces dijo...

demoníaca...hhhh!

no more myspaces dijo...

ah si no sabes quien soy, soy el lanzac, me stoy despollando leyendo el blog, muy bueno, un saludo felih

F. SOTOMAYOR dijo...

¡Ey! ¡Un abrazo, tío!

Y feliz cumpleaños con retraso :P

Estadisticas Gratis
Este es el blog de Félix Sotomayor, el único friki que no juega a rol, no escucha heavy metal ni derivados, odia a muerte la Dragonlance, nunca se ha disfrazado en un estreno de cine y tiene novia no-friki. En el blog, encontrarás artículos de todo tipo, que incluyen, jeje: arte, Tolkien, ilustración, soplapolleces, porno duro con animales, art, illustrator, mundos épicos, peter bagge, star wars, el señor de los anillos, cine, críticas, dibujos, drawings, series tv, fantasía, épica, lego, muerte, destrucción, felix, artist, death and destruction, lost y todos los palabros que se me vayan ocurriendo para poner aquí, en este absurdo intento de pseudo-comando meta dese... Por cierto, si has encontrado esto debes estar muy muy aburrido. Quizás tendrías que comprarte un perro... o una Play 3.