domingo, 26 de octubre de 2008

¿QUÉ ME ESTÁ PASANDO CON LOS VIDEOJUEGOS?


Bueno, estaba aquí, delante del blog un domingo por la tarde, y me planteaba sobre qué escribir. Me he dicho: "Bien, escribe sobre algo que te guste, o con lo que estés liado actualmente", de modo que mi primera opción ha sido: "Voy a escribir sobre lo cojonudamente bien que lo he pasado leyendo "Herejes de Dune" y sobre lo cojonudamente bien que lo estoy pasando leyendo "Casa Capitular"". Sin embargo, he desechado la idea, porque no me siento capaz de ponerme a dar el coñazo sobre lo que pienso de toda la saga de Frank Herbert (y su retoño + el acoplao), ni tampoco de explicar las razones por las que había parado de leer en su momento al final de "Dios Emperador". De modo que eso será en otra ocasión. Después, escuchando a mi espalda al soplapollas ese del Patxi de la Sexta me he dicho: "Bueno, el Betis ha vuelto a ganar", de modo que podría ponerme a escribir una comparsa en plan Jesús Alvarado sobre Campos de Gloria, Guerreros de Noble Corazón que melena al viento acuden a recordarnos en 90 minutos los ideales sobre los que se sustenta la humanidad, Traiciones, Lealtades, Elevados Ideales y tal... pero ya sabéis que el fútbol me la trae al pairo...


...lo cual no quiere decir que no me guste dar por culo


Al final he pensado en algo que me pasó ayer, y que me ha hecho
recordar algo que solo puedo calificar como inexplicable. Estaba viendo la tele, y he visto un anuncio de nosequé juego de la XBOX 360, que terminaba con un rótulo con el precio de la consola: 170 y tantos euros. Iba a decirle a Mari Carmen lo barata que estaba esa consola, una de las de última generación, pensando en el tiempo en que llevaba enfrascado en la idea de no quedarme retrasado en lo que a videojuegos se refiere. Cuando iba a abrir la boca, he bajado la vista y... ¿sabéis lo que he visto debajo de la tele? Pues la XBOX 360 que me prestó mi hermano hace cuatro meses y que aún está aquí., enchufada, preparada... y apagada. Tócate los huevos. Pero espera, que desde aquí veo las carátulas en el mueble, así a bote pronto del "Assassin's Creed", del "Call of Duty 4", "Gears of War".... a los cuales no me he puesto a jugar en serio desde que tengo la consola (solo ratillos haciendo el chorra con el Altair cuando viene el Luis). Recuerdo incluso que se la pedí a mi hermano porque me parecía pecado mortal no pillarme el GTA IV, cuando ayer pasé por la tienda GAME esa, y lo ví a 20 y tantos pavos, de segunda mano... y pasé olímpicamente.

Eso me ha llevado a pensar que algo me está pasando. Y algo serio. ¿Donde han quedado esas noches jugando hasta oir los putos pájaros mañaneros? ¿Donde ha quedado aquel mes en que ni comía, metido hasta la médula en el San Andreas? ¿Y aquellos Final Fantasy, en los que no descansaba hasta tener a todos los prendas en nivel 99?

Este nota fue mi mejor amigo durante dos meses de mi vida


La cosa está clara. O estoy perdiendo interés en este tipo de entretenimiento, o bien no salen juegos que realmente me interesan. También hay una tercera opción, la más probable, y es que el hecho de que en casa tengamos una sola tele me limita bastante a la hora de poner la consola en modo "salvaje-hoy-no-duermo-ni-ve-nadie-la-tele....-ni-mañana-ni-el-otro...-". Primero, porque no es plan de dejar a M.C. sin ver "Padre de Familia", por ejemplo. Y segundo, porque no es plan de que M.C. me vea a mí en plan animal, algo que no le agradaría (por mucho que le haya contado). Por eso mismo me pillé la PSP (para poder seguir siendo un puto enganchado sin fastidiar a mi niña) pero hay que reconocer que las posibilidades de la pequeña de Sony siguen siendo muy limitadas, sobre todo en el tipo de juegos que me suelen gustar. Vale que está bien para los viajes, y para partidillas sueltas, pero nunca me ofrecerá aquellas 150 horas de diversión ininterrumpida (casi literal, lo de ininterrumpida) del Final Fantasy VII, por poner un ejemplo.


Si me hubiera pasado chupando pollas el tiempo que le dediqué
a este tipo, hoy sería presidente del gobierno



De modo que he estado a punto de llegar a la conclusión de que ya nunca podría volver a jugar como antes, por circunstancias ajenas a mi, y por falta de motivación propia. Hasta que he visto que ha salido el Fable II para la consola blanquita de Microsoft... y estoy pensando como abordar a M.C. con el tema de "hacer turnos para usar la tele" o como incitarla a quedar más con sus amigas...

Al final, parece que no era nada grave, jejeje.

PD: Me cago en la puta madre de Sony por sacar una PSP de alta resolución al mismo precio.

PPD: Espero que mi hermano haya encontrado entretenimientos alternativos allí en Zaragoza y se haya olvidado de la XBOX, porque si no, estoy bien jodido.

lunes, 20 de octubre de 2008


TOMA, TOMA, TOMA LIADA



Por fin alguien lo ha conseguido. La Sexta ha logrado que, si sigue en antena durante algún tiempo, por fin vea una serie ESPAÑOLA con regularidad. ¿Como? Llevando a la pequeña pantalla unos de los fenómenos con los que más me he podido partir la caja desde 2005. El fenómeno del videoblog irreverente, hijo de puta, friki, realista y surrealista a la vez. El fenómeno de Natxo del Agua y Rubén Ontiveros, así como de Borja Pérez, el personaje más cabrón, cínico, cobarde, vago, cornudo, embustero y entrañable del mundo. El fenómeno "Que vida más triste".

Como tanta otra gente, conocí el videoblog de Borja (a traves de Yonkis.com) hace ya un par de años o tres, al comienzo, y debo reconocer que me enganchó. Aparte del humor que plantea, y con el que me ocurre algo especial que describo más abajo, existe toda esa confusa amalgama de influencias y referencias, todas esas frikadas que asoman detrás de cada frase y que han conseguido conectar con tantos. En sus entregas he podido vislumbrar devoción hacia cosas tan dispares como la Play, Perdidos, Armaggedon, Dragones y Mazmorras, Warhammer, Punk covers, Lucy Liu, el FIFA ... Incluso pude entrever algo de Peter Bagge en aquel lamento: "¿Porqué?¿Porque todas las locas me tocan a mí?. Todo ello engarzado en una serie que igual te plantea situaciones reales de la vida misma (pero MUY de la vida misma, no tipo Hospital Central ni Los Serrano) con viajes en el tiempo, bucles espaciales o sueños en colores planos (¡a lo flash!). Además, cualquiera de los actores (la mayoría usan sus propios nombres de pila en la serie) termina pareciéndonos más convincente que todos esos que se reparten las noches de la semana haciendo de médicos, estudiantes o comisarios, y acaban haciendo que nos identifiquemos con los personajes (¿quien no tiene algo de Borja o Joseba aunque sea un poquito, dentro de sí?).

Dos de los personajes principales: Borja y La Colcha

Respecto al tema de las risas en sí, bueno... a ver. Es muy muy raro que algo me haga reír de verdad, o más bien que algo me saque una carcajada espontánea y natural. Rarísimo, en serio. En material impreso, casi nada lo ha conseguido, jamás me pasó con "Mortadelo y Filemón" (aunque nuncá dejé de disfrutar leyéndolos, nunca llegué a reírme como mi hermano y mi padre), y quizá se reduzca a Peter Bagge y en su tiempo, Ranma. Con eso me he descojonado de verdad de la buena. Respecto al tema audiovisual, solo algunas películas muy contadas, cualquier programa de Faemino y Cansado y ocasionalmente, la nueva generación de dibujos animados yanquis para adultos. Pare usted de contar.

Pues bien, QVMT pertenece al selecto grupo de producciones que, lo reconozco, me han hecho descojonarme. Descojonarme de verdad. Y darle para atrás a la barrita del Youtube muchas muchas veces. Y volver a descojonarme con lo mismo que acabo de ver. Y otra vez. Mari Carmen lo ha sufrido y lo sabe. Y nunca podré dejar de hacerlo, con determinadas escenas. Así, que recuerde ahora mismo como entregas impagables (que recuerde por haberlos visto más veces, vamos):

- La que está subiendo estos días TODO DIOS a sus blogs, de Nuria, el tóner, y "Dragones y Mazmorras" (¡¡acrobata, mago, y el caballerooo!!)
- Los reyes magos de 2007. Ese en que no habla nadie, que solo hay subtítulos ("Sé que Nuria quería un ipod, de esos pequeñitos y blanquitos...").
- Los reyes magos de 2006, con el Winnie the Pooh gigante.
- Aquel del móvil (¿Que estás mal? ¡¡Mis cojones, estás mal!!).
- La boda del Joseba
- El de Coldplay y Turbonegro (¡Pero basta ya! ¿Que puta mierda es esta de Coldplay, cantando we live in a beautiful world, y su puta madre? ¡Esto es una MIERDA!).
- Aquel quejándose de los mails con susto al final
- La trama de Xabi, el secreto del Fifa y el Pro Evolution, y los rumanos xD.
- El planazo: "Joseba, se trata de hacer creer a Nuria que todo ha sido un sueño. ¡¡Y de que sigue soñando!!" (Go, go...)
- El especial del NoTodoFilmFest (pero a ver, Borja, es que empezar el e-mail con "Me cago en vuestra puta calavera....")
- Todos aquellos capítulos surrealistas de ciencia ficción de todo a 100 (el bucle del hueco de la cama, el viaje en el tiempo, el cambio de cuerpos, los sueños, el cofre misterioso, las cartas, el cd de las piedras...).
- Toda la trama de la china del Chiripa (¿Quién triunfó en Sensación de vivir? ¡¡Lucy Liu!!)
- El de "¿Porno, ¿yo??. Bueno, era una sorpresa... un vídeo que te había hecho, para la boda, pero si quieres verlo..."
- Y, por supuesto, cualquiera que empiece como el título de este post.

Os dejo un par de vídeos, que nos dicen más o manos la clase de persona que es Borja, y por donde van los tiros (dos de mis favoritos, por supuesto):





Nena, seguro que el segundo te suena de algo...


Respecto al paso de la serie a la televisión, debo confesar mi temor inicial, pues muchas veces ocurre que la bastardización del producto original va ligada al contrato televisivo. Sin embargo, tras ver la primera entrega, debo reconocer que me sigue pareciendo excelente. Es lo mismo de siempre, solo que con más calidad de imagen, más escenarios (¡Borja y Josebas fuera de casa!) y algunas incorporaciones -como Santi Ugalde haciendo del padre de Borja o Ramón Langa haciendo por fin de Bruce Willis- que no desentonan para nada (aunque ver gente más conocida le quita algo de encanto, a mi parecer, a no ser que sea eventualmente... ¡a lo Tejería!). De nuevo solté carcajadas sinceras. Con el de "Youtube Friends" me partí la polla ("mira, Borja, que hay más... El Polin de Basauri en Mordor, el Polin de Basauri a lo Chiquito... ostias Borja, este sí que hay que verlo") y los otros también me parecieron bastante buenos (sobre todo, aquello de "esta es.... clarisimamente.... la... Estrella de la Muerte). Jajajajajaja. Me parto de acordarme, igual que me he reído escribiendo muchas de las líneas de arriba al evocar tales momentos.


Pues bien, acabo de leer por ahí, que en el estreno la serie ha alcanzado 1.094.000 espectadores y un 6,2% de cuota de pantalla. Nada mal para un espacio desconocido por mucha gente y en "una de esas cadenas que están empezando y que todavía no ve nadie". Esperemos que no se estrellen, y esperemos que si triunfan no cambien ni un ápice de la idea original. Suerte y felicidades.

Y para quien no lo conozca, que pinche aquí: QUE VIDA MÁS TRISTE, que vaya al "Videolog", a la temporada que sea, y que pinche un par de capítulos cualesquiera. A ver si no acaba tragándoselo entero.

jueves, 16 de octubre de 2008

NOTICIAS DEL FRENTE

Han sido estos últimos unos días extraños para mí. Primero, el accidente de Mari Carmen el viernes del que podéis ver un "informe completo" en su blog. La verdad es que pocas veces me he visto tan acojonado como el día de los hechos. Afortunadamente, todo ha terminado bien, y la niña tiene todos sus dientes, además de haber perdido 3 o 4 kilos. Tengo entendido que las pérdidas de peso por enfermedades o sucesos traumáticos son chungas, pero confirmo que el mundo de las mujeres se rige por unas reglas que desconozco. Así, ayer la vi muy animada y puede que retomemos un montón de cosas que teníamos por hacer.

Y no, no es lupus


Los acontecimientos del viernes hicieron que no pudiera disfrutar el sábado de la boda de mi prima María como hubiera deseado. Estuve en la ceremonia, pero me encontraba en un estado de ánimo bastante extraño (lo que tampoco justifica la escapada a la francesa que me pegué), así que no fui a la fiesta. Aprovecho para pedir disculpas a los novio
s, a mis tíos, a mi primo Santi, y a todos los familiares que había allí (a mis padres ya se las pedí mil veces el mismo día. Me hubiera gustado ir al convite, pero no me sentía con ganas de fiesta estando Mari Carmen tan deteriorada. De cualquier forma, decir que María estaba espléndida. Y a mis tíos y a mi primo, que cuando queráis pasaremos a veros.

En el tema laboral todo sigue más o menos igual. En la oficina estoy bastante liado, en cuanto a volumen de trabajo, pero a la vez mucho más tranquilo desde que tuve la discusión con el i... con el demiurgo. Gracias a esto, he descubierto en la hipocresía una forma de abstracción que me libra de escuchar bastantes fantasmadas y estupideces al día... ahora me limito simplemente a reírme. Supongo que cuando el egocentrismo cerrado y el olimpismo (entiéndalo el que quiera, esto último) están por encima de la razón, la modestia, o la mínima humildad (pinchar aquí para wiki-definición de esta palabra), no queda otra. Sea pues. Respecto al trabajo de por las noches, las ilustraciones para "Los Manuscritos de Neithel" ya las terminé todas, así como la cubierta, el mapa y el logo de la saga. Solo queda pues esperar a que el libro esté en la calle, a ver como queda al final. Este estoy especialmente deseoso de verlo, porque mi trabajito me ha costado, amén de mis peleas con la niña.

Más cosicas. Ya estoy un poco harto del Spore. Es verdad que está muy bien, y las posibilidades de los editores lo hacen infinitamente abierto, pero cuando llegas al estado espacial aburre. Conquistar más sistemas, terraformar más planetas, reventar otros tantos, declararle la guerra a todo cristo y llegar al puto centro de la galaxia para que te den eso… en fin. Creo que me quedaría con los Sims 2 antes que con Spore, pero no me hagáis mucho caso. Quizá deba volver a jugar los estados de tribu y de civilización, que parecían entretenidos. Ya veré.


Y de momento nada más, un abrazo a quien haya por ahí.

miércoles, 15 de octubre de 2008


WALTER SOBCHAK (De la serie: GRANDES HÉROES DEL CINE)



Llevo tiempo a vueltas con escribir sobre "El Gran Lebowski". Qué duda cabe de que es un peliculón del quince, y de que reúne al elenco de personajes protagonistas más estrafalario que se recuerda. Sin embargo, hoy voy a centrarme en el gran John Goodman, dando vida al impagable Walter Sobchak. Veterano del Vietnam, y mejor amigo del Nota, junto a Donny (Steve Buscemi, otro crack, de actor y de personaje), nos brinda algunas de las escenas más hilarantes de la película. Así, que recuerde, la escena del coche del chaval, la escena de "es el señuelo", la de las cenizas o la que reproduzco en el vídeo de abajo:

¡¡¡APUNTA UN CERO!!!





El vídeo se lo dedico al bola, por tantos descojones (¡ponte un cero ya, coño!)..


martes, 7 de octubre de 2008


EL OSCURO PASAJERO



Para quien no lo conozca ya, os presento a Dexter Morgan, el único que ha conseguido en los últimos 15 años que vea algo en la tele con regularidad, y que al menos un día a la semana reclame el poder sobre el mando a distancia (que nunca debí perder, en fin). Sí, me tragué la primera temporada en la Cuatro. Con anuncios. Con más anuncios. Con minianuncios tocacojones de “volvemos en 2 minutos”. Y cada jueves hasta que acabara, fuera la hora que fuera. Por supuesto, pensaba hacer lo mismo con la segunda, pero la genial idea de programarlo a las 23.30 –doble capítulo- ha hecho que pase de verla, en beneficio de mis horas de sueño y por extensión, de mi cordura. En cualquier otro caso, ante una situación así, abandonaría la serie (como con Héroes o el Scofield), sin embargo ya he dicho que me ha enganchado tela. De modo que le pedí a mi colega Darío que me pasara la segunda temporada, PARA IR VIÉNDOLA SEMANA A SEMANA, los mismos capítulos que echaran en Cuatro pero sin publicidad y a mi hora, y poder comentar con el colega sin riesgo de spoilers. Y UN MOJÓN PA MÍ, como era de esperar. Ya me la he traguado entera (la temporada) en una maratón de más de 10 horas (no seguidas, por supuesto).


Creo que ya os hablé una vez de mi problema con los términos “regularidad” y “mesura”, aplicados a ciertas situaciones. El caso es que “Dexter” ha llegado a un nivel en mi escala de atención que sólo había conseguido “Lost”, en lo que a televisión se refiere. El nivel en el que te vas bajando cada semana el puto capítulo que echen en USA subtitulado. ¿Por qué ésta y no otras? La verdad es que no lo sé, porque no soy demasiado amigo de las series de policías y asesinos. Y el protagonista me caía gordo antes de empezar a verla (no, no he visto “Six Feet Under”). También tiene fallos argumentales de peso, y situaciones que escapan a cualquier lógica. Y personajes más que manidos, como el salido de turno, el poli hispano, el poli negro cabrón (que vaya cambio el Doakes al final de la segunda), etc, etc. Sin embargo, creo que la responsabilidad de mi enganche recae casi exclusivamente en el personaje principal. Con 15 años os diría que me identifico con él, que yo también oculto mi verdadera cara, que nadie lo entendería. Gilipolleces. Pero lo que sí es cierto es que esta serie tiene algo especial, como decirlo, cierta elegancia en su factura y su ritmo, que me atraen de verdad, unido por supuesto al hecho de que el prota sea un hijo de puta del copón (y no en plan House). La música, la crudeza en ciertos momentos, la presencia de Jennifer Carpenter y algunas frases memorables de la voz en off han hecho el resto. Y esta vez no pienso dejarlo…

viernes, 3 de octubre de 2008

ADIÓS A LA BOLA

En su cartilla gatuna figuraba que su nombre oficial era "Trini". Creo que nadie en la familia llegó nunca a llamarla así (de hecho, no se qué coño le daría a mi madre a la hora de ponerle un nombre en el veterinario cuando la llevamos a casa). Si no recuerdo mal, al principio siempre fue "gata" o "gati", hasta encontrar su verdadero nombre, aquel que ilustraba a la perfección todo lo que era, y que la definía a la perfección: "Bola de foca", o simplemente bola (los últimos años era directamente "la gorda"). Lo de bola de foca viene de una anécdota de mi infancia, en la que yo y mi hermano recibimos esa denominación por parte de nuestra propia madre (¿?). En fin, quede claro que era un apodo cariñoso.

Ha estado once años con nosotros (más bien con mis padres y mi hermano, porque yo me fui de Málaga hace diez), lo cual no es demasiado para la esperanza de vida de una gata bien alimentada y muy bien cuidada. Sin embargo, parece ser que estaba bien jodida desde hace un tiempo, y mi madre me ha llamado para comunicarme que un cáncer gatuno de pulmón ha terminado con ella. Para el recuerdo, los primeros y joviales años con el Curro (cuya muerte me hizo presenciar una escena que nunca olvidaré), su gradual y brutal aumento de peso hasta rozar lo grotesco, lo agrio de su carácter en los últimos tiempos.... y por supuesto, todos esos momentos impagables y equiparables a los que sólo familia y verdaderos amigos pueden dar. Todos los que améis a los gatos, sabréis de lo que hablo. Los que no, os lo perdéis.

No tengo en Sevilla más que la foto de la bola que he puesto arriba. Intentaré conseguir alguna más la próxima vez que baje a Málaga. Quiero que esté presente en al álbum de mi vida.

Descansa para variar, bola.

Y también me da pena esta, que se queda sola sin compañera a quien dar por saco.

jueves, 2 de octubre de 2008

VUELTA A LA VIDA

Emmmhh.... estoy hambriento. Ahora cuando cene, pongo algo. La idea básica es que vuelvo a tener algo de tiempo para escribir.

Hasta ahora.
Estadisticas Gratis
Este es el blog de Félix Sotomayor, el único friki que no juega a rol, no escucha heavy metal ni derivados, odia a muerte la Dragonlance, nunca se ha disfrazado en un estreno de cine y tiene novia no-friki. En el blog, encontrarás artículos de todo tipo, que incluyen, jeje: arte, Tolkien, ilustración, soplapolleces, porno duro con animales, art, illustrator, mundos épicos, peter bagge, star wars, el señor de los anillos, cine, críticas, dibujos, drawings, series tv, fantasía, épica, lego, muerte, destrucción, felix, artist, death and destruction, lost y todos los palabros que se me vayan ocurriendo para poner aquí, en este absurdo intento de pseudo-comando meta dese... Por cierto, si has encontrado esto debes estar muy muy aburrido. Quizás tendrías que comprarte un perro... o una Play 3.